Ingeniería urbana: ¿Qué es?

Desde Avir, te informamos siempre de las novedades en construcción y sobre los servicios que llevamos a cabo. Hoy os hablamos de la ingeniería urbana, explicamos qué es y como nos facilita la vida a cada uno de nosotros.

¿Qué es la ingeniería urbana?

Ingeniería urbanaNo se trata más que de el diseño, planificación construcción y mantenimiento de la infraestructura municipal. La Ingeniería urbana, se ocupa de todos los trabajos necesarios, para que el espacio de los ciudadanos esté siempre a punto, sea seguro y cubra sus necesidades.

No solo se trata de “hacer” las calles o planificar el flujo del tráfico, sino que también implica trabajar para asegurar una red de abastecimiento de agua y energía, o el tratamiento de residuos.

¿De qué se ocupa esta ingeniería?

Como decíamos, la ingeniería urbana, lleva a cabo numerosos trabajos, pero su objetivo principal es la creación de las ciudades y su funcionamiento a pleno rendimiento.

Los trabajos principales son la planificación sobre la organización del espacio urbano que se desea crear o mejorar. En Ingeniaría urbana, es especialmente importante que haya una buena planificación y organización del proyecto. Esto se debe a que van a intervenir numerosos gremios, no solo de la ingeniería, sino también de la construcción, la arquitectura y como no, las entidades públicas pertinentes.

Esto hace que la coordinación necesaria deba ser total, solo así los expertos podrán trabajar en conjunto y ver el proyecto como un todo antes de comenzar a ejecutarlo.

Pero la ingeniería urbana va más allá. Aunque en las principales etapas se establece un diseño y una organización, los profesionales van más allá. Se van a realizar las obras necesarias para asegurar el abastecimiento de agua, luz, y gas a todas las viviendas y edificios. Pero no solo eso, sino que además, un proyecto de ingeniería urbana incluye también los suministros urbanos, como el alumbrado público, la señalización luminosa e incluso el abastecimiento de agua en zonas públicas y sistemas de riego.

Es decir, hasta los elementos más pequeños, deben ser planificados y ejecutados a través de un proyecto de ingeniería urbana.

Por otro lado, este sector va más allá y se encarga también de la gestión de residuos. En primer lugar, son los expertos quienes proponen un plan para la recogida y tratamiento de los mismos. Son trabajos muy importantes sin los que una ciudad no podría funcionar de manera correcta.

Más allá del núcleo de la ciudad.

En ocasiones, se tiende a pensar que la ingeniería urbana, solo se dedica al núcleo de las ciudades, pero un municipio no estaría completo sin unas buenas comunicaciones que permitan el acceso al mismo. Esto implica que la ingeniería urbana, también entra en contacto con la civil y se realizan proyectos de creación de carreteras y otras infraestructuras que permiten unas comunicaciones óptimas.

La ingeniería urbana, incluye proyectos para la organización de las calles y el control del tráfico. Tiene en cuenta cualquier escenario posible y se llevan a cabo también rediseños para optimizar el movimiento de personas y vehículos dentro de las ciudades.

Como esto por si solo no es suficiente. Con ayuda de otros expertos, se pueden llevar a cabo proyectos para la construcción de carreteras, puentes y pasarelas entre otros, para que no solo la zona urbana, sino también los alrededores, sean útiles y accesibles.

¿Cómo nos ayuda la ingeniería urbana?

Como veis, sin este sector, las ciudades no serían posibles. Ya sea un proyecto de grandes dimensiones como la nueva construcción de un barrio, o simplemente un rediseño de una vía principal, la ingeniería urbana, hace posible la mejora de las ciudades. No solo se crea un entorno habitable, sino que cada vez, se llevan a cabo nuevos proyectos que hacen de las ciudades lugares más accesibles y con mayor número de espacios para disfrutar de las mismas.

En los últimos años, la concienciación por la accesibilidad y el diseño responsable, ha llevado a numerosas ciudades a llevar a cabo proyectos de ingeniería urbana que ayudan a que todo el mundo pueda disfrutar de la ciudad. Estamos hablando de la eliminación de barreras arquitectónicas, la adecuación de espacios públicos o el conocido «Diseño para todos» para que cualquiera acceda a ellos. Esto incluye eliminación de escaleras o rampas demasiado inclinadas, la instalación de sistemas de seguridad como baldosas especiales o semáforos con sonido para invidentes, más plazas de aparcamientos para discapacitados y un largo etcétera.

Aun queda mucho por hacer en este ámbito, pero la ingeniería urbana se va adaptando poco a poco a las necesidades de los ciudadanos, mejorando su día a día.

Otra manera, en la que la ingeniería urbana mejora nuestras vidas es la creación de espacios públicos como parques o plazas, así como calles comerciales y espacios seguros, que permiten disfrutar de la ciudad con tranquilidad. Todos estos espacios, no serían posibles sin una planificación por parte de los expertos de este sector, por lo que podemos decir que la ingeniería urbana, hace que podamos disfrutar del tiempo libre de diferentes manera y para cualquier gusto.

En conclusión, podemos ver que la ingeniería urbana, se encarga de aunar diferentes sectores que poco tienen que ver entre ellos, pero que se consiguen unos resultados satisfactorios una vez finaliza el proyecto. Esta rama de la construcción, mejora las vidas de todos los que convivimos en las ciudades y aseguran una vida tranquila y segura por sus calles.